Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

20 de mayo de 2004

Buenas noches a todos, queridos blogueros. El programa de radio ha salido mejor de lo que esperaba. A lo que voy, por fin me han hecho la resonancia magnética, después de un jodido mes de espera y otro más después de la lesión. Justo ahora que había contactado con un traficante de órganos ruso que me había conseguido la pierna de un ex-actor porno al que tuvo que matar porque no le pagaba la cocaína. Era un buen negocio. He tenido que llamarle para cancelar la operación. Creo que no le ha sentado nada bien. Tengo miedo... Alguien llama a la puerta... ¡AAAHHH! Ufff, es mi madre.
El caso es que han tardado casi una hora en hacérmela, y otra que había estado esperando, hacen dos. Me ha dado tiempo a terminar El poder y la gloria (muy bueno por cierto) y a escribir un pequeño relato de mierda que voy a colgar aquí, para que veáis lo aburrido que estaba en la sala de espera. Una vez dentro del tubo me han puesto unos cascos para no oír el ruido infernal de la máquina. Aún así, se seguía oyendo un sonido que era una mezcla entre una ametralladora tipo Equipo-A, una máquina tragaperras y un videojuego de la NES. No me he podido quedar dormido y he aprovechado para... Para nada. Ni siquiera podía ponerme a pensar en tías. Imagina que aparece el tío y te ve con el soldadito firme. Quita, quita. En realidad he aprovechado para pensar en cómo terminar la historia que estaba escribiendo mientras esperaba. No me he quedado nada contento, pero no sé cómo hacerla mejor. No sé si os gustará. De todas formas, leedla. Bueno, me voy ya, que tengo examen de radio mañana por la tarde y tengo que estudiar por la mañana. Un saludo a todos. Ciao
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres