Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

22 de mayo de 2004

Ayer no escribí nada aquí. Estuve cenando por la noche con Patch, Antonio y Borja, y luego un ratillo por Tribunal. No he podido irme al Escorial hoy porque estoy de trabajos hasta las cejas. Además, me ha mandado Scott, mi profesor de inglés, un texto para que se lo corrija. Me he levantado a la una de la tarde. Sólo he visto la boda en resúmenes estúpidos. ¿Os ha parecido bonito? A mí me sigue pareciendo que el mundo apesta, que estamos anclados todavía en la Edad Media (probablemente sigamos así mucho tiempo si continúan las guerras y los odios). De todas formas... No sé en qué coño piensa la gente que va a hacer cola enfrente del Palacio Real. ¿No tienes nada mejor que hacer? Pues entonces no me digas qué es lo peor que haces en tu vida, que puede que seas sexador de pollos (no tengo nada contra el gremio en cuestión). En teatro hemos estado haciendo movidas de decorados, cosas necesarias pero que a mí no se me dan muy bien. Parece que vamos a mejor ritmo ahora. Como siempre, hemos estado hablando de mujeres, sexo y títulos de películas porno. Además, ha venido una chica nueva (Rocío-Carolina; creo que se llama Rocío, pero me ha dicho Carolina) que me ha caído bien. Será la primavera, digo yo, aunque era una tía maja. Alba me ha dicho que hable en el blog de hoy de este rato en la plaza de Olavide. Pues no sé qué contar, así, de primeras. Bueno, podría decir que... no sé... estoy buscando algo que no sea un topicazo. El caso es que nuestras conversaciones no son muy tópicas. No creo que haya mucha gente en el mundo que hable tanto de mujeres (y que estén tan jodidos por ellas) como Antonio o yo. Tenemos a la pobre Patch martirizada y Víctor no decía nada. Menos mal que se ha ido Andrés pronto, que si no, se arma gorda. Alba jugaba con el perro y se preguntaba si los títulos de las pelis porno eran de películas reales o no. Yo creo que sí son reales. Vaya, ahora me doy cuenta de que Alba también nos sigue el rollo cuando hablamos de guarradas... vaya... Bueno, el caso es que Rocío-Carolina no nos conocía a ninguno mucho y se ha debido de quedar flipando en estéreo. Bueno, no mucho, que me ha pedido que le lea la cartilla de mi hermano. Un poco más y me pide su móvil. Bueno niños, me voy a hacer trabajillos. Que descanséis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Rocío-Carolina -

Pues sí, debe de ser la primavera, porque a mí el Nobby me cayó mu bien. Lo de la terraza fue divertido... jeje, puedo repetir?

torpin -

Es cierto que hablamos de ellas sin parar, pero es precisamente por lo que nos hacen sufrir, es un quiero y no puedo. Lo triste es que estaremos dispuestos toda la vida a que nos jodan la vida, es nuestro sino.

torpin -

JE! YA sabes que las mujeres siempre van relacionadas con el sexo, si no consigues joder con ellas, ellas te joden la vida a ti.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres