Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

Punto y final

Punto y final

La selección española ha vuelto a defraudar. Esta vez, ni a cuartos. En octavos nos hemos cruzado con un equipo al que hemos menospreciado. Nos hemos olvidado de que en esa selección juega una generación de futbolistas que ha ganado un Mundial y una Eurocopa y que tiene todas la papeletas para que en el PES 7 sea una de las selecciones clásicas. Se nos había olvidado de que ahí juega Zidane, un tío que se ha estado reservando todo el año en el Real Madrid para jugar bien en el Mundial, y que está considerado uno de los cinco mejores futbolistas de la historia. Y también se nos había olvidado de que somos España, y que aquí los jugadores crecen flacuchos y con tendencia a la sobrevaloración de uno mismo.

Lo reconozco, yo también me he dejado llevar por la euforia tras meterle cuatro goles a la 'todopoderosa' Ucrania. Pero el grupo de España era el más flojo -y de largo- de todo el Mundial. Hasta los ucranianos han pasado a cuartos. Nosotros, si queríamos demostrar que podíamos estar entre los mejores, teníamos que ganar a los mejores. Y hemos fallado ante el primer 'mejor'. Lo bueno sería dejar de pensar eso de que 'otra vez será...', porque así llevamos ya once mundiales en los que se nos han empachado los cuartos de final, los octavos o las fases de grupos.

Por cierto, es el primer partido que pierde Luis Aragonés desde que es seleccionador, pero dijo antes del Mundial que dimitiría si no pasaba de cuartos de final. ¿Lo hará aunque sólo haya sufrido una derrota?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres