Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

2 de abril de 2004

(Escrito el 3 de abril a las 13.30)
Después de llevar a Berta a su casa (todos podemos tener un mal día), caí en la cama víctima del JB y la cerveza. Gran noche. Nada más despertarme, Almax, Eferralgan e Hidroxil. Bendito Hidroxil. Esa pastilla rosa con sabor a pipa de girasol. Milagrosa, aunque después de comer tuve que tomarme otra porque la resaca se negaba a desaparecer por las buenas.
En clase éramos siete "mindundis" puteados por haber dormido poco. El profesor se lo tomó con buen humor. Después (contaré una mentira) me fui a casa a descansar un ratillo. Por la noche estuvimos en un bar hawaiano de Huertas. Estaba bastante bien el sitio y me lo pasé genial. Luego estuvimos en un garito pachanguero. ¿Os he dicho alguna vez lo poco que me gusta la pachanga?. Eso no es música para mí. Cuando salgo quiero lo mejor: la mejor gente posible, el mejor plan posible, la mejor bebida posible y la mejor música posible para pasármelo lo mejor posible. Pues esta música me jode la noche. Lo siento si soy muy duro, pero soy muy intransigente con eso. De todas formas, estuvo bastante bien el día. Al llegar a casa estuve escuchando a Bob Dylan para desintoxicarme un ratillo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres