Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

S.O.L.E.

S.O.L.E.

Y al enésimo mes, apareció. ¿Alguien se acuerda de que se me había perdido una funda con discos? Pues ayer apareció. El sistema de búsqueda S.O.L.E. (Sistema Ortopédico de Localización de Extraviados) lo encontró en el fondo de una bolsa que estaba debajo de una cama que no era la mía. Ya vuelvo a tener el Yankee Hotel Foxtrot (la semana pasada estuve a nada de volver a comprármelo) y otros discos a los que no había echado en falta, pero que son bienvenidos de todas formas. Como las buenas noticias no vienen solas, en esa bolsa aparecieron también cinco botellas de licor que compramos en Budapest cuando estuve de vacaciones. Los discos, las botellas de licor y la botella de whisky que me sobró (y que sigue intacta) son unos buenos ingredientes para montarla gorda antes de irse a cazar antílopes.

Pasadlo bien.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

La niña -

Mmmmm, torres de galletas...
Me alegro de que apareciera.
Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres