Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

Escribir a diario

Escribir a diario

Hay días en los que a uno no le llega la inspiración para escribir sobre algo interesante y se pregunta cómo hace esa gente que tiene que enfrentarse a la hoja de papel en blanco todos los días y consigue llenarla. Algunos, hasta la desbordan. Hoy ni siquiera sabía de qué hablar, aunque para alguien que aspira a ser periodista no vale ninguna excusa cuando uno mismo se exige escribir.

Entonces es cuando abro el libro de los artículos que ha escrito Arturo Pérez-Reverte en los últimos cinco años y creo que tengo que ser como él. Es capaz de escribir sobre cualquier tontería con ese estilo de macarra con sobresaliente en la facultad y siempre llena su página semanal (además de todas las que escribirá al día entre whisky y tabaco). Cada siete días aparece una página suya en El Semanal de ABC. Viene precedido de las cartas, sección que lleva Lorenzo Silva, y le siguen Juan Manuel de Prada y Carlos Herrera. Tela. 

De sus novelas sé muy poco. La única que he leído ha sido El club Dumas y fue hace ya casi 5 años. También ha pisado guerras y seguro que como becario se tuvo que comer las mierdas de los demás. Después de haber sido un auténtico hombre de acción, no sé cómo puede aguantar la comodidad de un sillón en la Academia. El caso es que sigo su página en El Semanal de ABC desde hace unos años y cada vez que leo una paso del odio a la adoración y la frustración en el cuarto de hora que tardo en hacerlo.

Todavía me queda un largo camino para llegar a ser la mitad de lo que otros son, por eso me desespero cuando siento ganas de escribir y ni siquiera sé sobre qué hacerlo. No creo que a los grandes les haya pasado esto en la facultad. Ni siquiera en la taza del váter, con ese rollo en blanco al alcance de la mano. A veces lo mejor es sentarse y dejar salir, pero cuando no hay mucho, lo que sale es mejor.

*Por cierto, tenéis que conseguir Comfort of strangers, el último disco de Beth Orton.* * Buenas noches y buena suerte... ni sí, ni no. Ante la duda, id a verla.*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Anónimo -

Hola, he leido por casualidad tu blog y me interesa lo que escribes. Si quieres agregame al messenger y hablamos algun dia ok?

La niña -

¿Este post era un aviso encubierto de que vas a dejar de escribir (en el blog)?
Espero que no, un beso

La hoja en blanco -

Seguramente esos "grandes" de los que hablas también empezaron por escribir " no sé sobre qué escribir", y eso está bien. Son escritos sinceros; y en mi modesta opinión, no vas por mal camino, en serio. Me gusta cómo escribes (y lo que escrib
es). Un saludo

La hoja en blanco -

Seguramente esos "grandes" de los que hablas también empezaron por escribir " no sé sobre qué escribir", y eso está bien. Son escritos sinceros; y en mi modesta opinión, no vas por mal camino, en serio. Me gusta cómo escribes (y lo que escrines). Un saludo

* -

Yo he leído bastantes libros de Pérez-Reverte, me gusta mucho. Lo recomiendo.

De "Buenas noches...", estoy igual, entre el sí y el no. Está muy bien hecha, muy bien interpretada, una fotografía y un montaje bestiales, y ese espíritu años 50 perfectamente logrado. Pero me parece que se ha quedado muy en la superficie. El guión es iregular (tiene momentos brillantes, seguidos de otros aburridos y sin más razón de ser que la puramente estilística) El tema daba para mucho más, no creo que lo haya explotado todo lo que podía (y debía)

Pero vamos, que como es una opinión personal, pues vayan a verla y juzguen, que es lo interesante....

La niña del mar -

Y así, sin comerlo ni beberlo has escrito un post. Estás en el camino de conseguir eso y mucho más.
(Recomiendo "La tabla de Flandes")
MUAK

yo -

El único libro que he leído de este hombre es \\\"Territorio Comanche\\\" en el instituto y me encantó. Me acuerdo perfectamente del argumento y los protagonistas, y eso que yo para esas cosas soy malísima... durante cuatro años tuve fragmentos del libro copiados a Word y pegados en la puerta de mi armario.
La verdad es que sí, ojalá todos pudiésemos tener la facilidad de este hombre para escribir (y lo que sería aún mejor, para hacerlo tan bien)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres