Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

La dichosa tortuga de Blade Runner

La dichosa tortuga de Blade Runner

Qué queréis que os diga: yo, cuando intento ver Blade Runner, me quedo dormido a los veinte minutos, en el momento en el que el replicante y el hombre que chupa un cigarrillo como si fuera una alita de pollo empiezan a hablar de tortugas en la playa. Luego me despierto en el final y no le encuentro sentido a lo que dice Rutger Hauer. Hace mucho que no le doy otra oportunidad, pero creo que tendría que tomar tanto café para aguantar que, otra vez en el mismo instante en el que hablan del galápago, me tendría que levantar para aliviarme del efecto laxante. Por no haber visto Blade Runner he sido crucificado verbalmente, menospreciado, duchado por húmedos “pfff” y calificado como “mente inane” y otros insultillos que sólo se me ocurren a mí cuando me levanto por las mañanas.

El cine y yo no nos hemos llevado muy bien. Igual que escucho cualquier cosa que me cae entre las manos, soy incapaz de sentarme a ver una película porque no tengo nada que hacer. Es lo último que se me pasa por la cabeza, y sé que es un pecado tan grande como no leer, pisar los museos en la noche blanca o dejar que pasen dos semanas desde la última vez que escribí en el blog.

Para compensar, dejo varias recomendaciones. Promesas del Este, si queréis pasar una tarde en el cine. Heart of Gold, el DVD de Neil Young con su concierto en el Auditorio Ryman de Nashville, si estáis esperando a que salga el PES nuevo y no sabéis para qué utilizar la Playstation. Está barato en la FNAC, no más de diez euros.

Y, como si no hablase de música esto no sería mi blog, varios discos que suenan últimamente en el despacho oval: Are we not horses, de los Rock Plaza Central; Time Being, de Ron Sexsmith; I see a darkness, de Bonnie ‘Prince’ Billy; Puzzles like you, de Mojave 3; Between daylight and dark, de Mary Gauthier; The Shepherd’s Dog, de Iron&Wine. Éste último es una maravilla.

Ya saldrán más discos y más posts.

**Queridos aficionados a la música de la que hablo: muy atentos a la BSO de I’m not there, la película que van a estrenar sobre Dylan. Visitad el myspace, www.myspace.com/imnotther, y agarraros. Cuando leí el tracklist –otra vez la palabreja- sentí como si me hubieran metido una gallina en los calzoncillos**

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

ANDRES -

Me permito poner mi nombre con mayúsculas porque me siento ORGULLOSO de decir que he visto mogollón de veces Blade Runner y que la admiro y que es la puta obra maestra de Ridley Scott, una puta obra maestra de ciencia ficción y un pozo sin fondo del que aun sigo sacando cosas.

Por dios! Vedla!

Sergio -

Yo la he visto y me gusta mucho. Mucho. Es una película que tiene 25 años y en la que Los Ángeles sigue pareciendo una ciudad del futuro. El DVD de Young lo recomendé hace algún tiempo en mi blog porque es de lo más grande que se ha rodado en los últimos años. Un abrazo majete.

jens -

Jo, nunca llege al final de la peli esa, he intentado verla con diferente substancias prohibidas en el cuerpo sin resultado..pero intentare otravez mas..

Mariano -

Apúntame en la lista de los que no pueden con Blade Runner, he pasado de la tortuga, creo de hecho que la he visto casi entera, pero con mi concentración en lo alto de la parra la mayor parte del tiempo.

Oye lo de la gallina en los calzoncillos... ¿Merece la pena probarlo?

Frank Einstein -

"Cuando leí el tracklist –otra vez la palabreja- sentí como si me hubieran metido una gallina en los calzoncillos**"
¿Eso es bueno o malo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres