Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

Intelectual

Intelectual

La producción bloguera ha caído. Y no sólo me refiero a las bitácoras que tengo enlazadas con tela de araña en  mi propia página, sino a mí. Yo, se supone, iba para escritor. En cuanto leí tres cosas ya creí que sería el nuevo Hemingway. Daría un pelotazo con el segundo libro, la gente redescubriría el primero y a vivir de las rentas. Me dedicaría a beber ron añejo y fumar caros habanos, follar mujeres bonitas y dejar una embarazada en cada continente -a lo mejor dos en América del Sur, que es muy grande-.

Luego me establecería definitivamente en Madrid y sería habitual de alguna tertulia. Podría ser como el intelectual que baja la voz cuando va a comunicar la verdad a los demás. Ése que estruja el gesto y acompaña con una dócil mano la perorata. A veces, mis argumentos escaparían en un susurro con el que trataría de convencer a otro intelectual. Éste no me escucharía. Sonreiría y asentirá, y yo creería que asume mis argumentos sin saber que en su cabeza tiene atorada su verdad, superior y única también. Sí, esa pose de intelectual taciturno me sentaría tan bien. Además, podría ir con la cabeza rapada o llevar gafas llamativas. Defendería la legalización de la marihuana y no votaría nunca -o a IU, que es lo mismo-...

Pero no tengo madera. Más bien, tengo lorza y pereza a partes iguales. Además, me falta lo más importante para esto: talento. Reconozco que sería bueno, de los mejores del mundo, si me pagaran por comer croquetas u orinar borracho en la calle, pero veo a tanta gente que lo hace que me parece vulgar, mundano y poco original. Podría ser tantas cosas... que al final seré lo menos complicado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Marta -

Joder, Pedro, parece que hayas escrito mis propios sueños, mis proyecciones de futuro y lo que me pasa y de lo que soy consciente ahora: que me he dado cuenta de que no tengo madera que sumado a mi pereza es una crisis de no-escritora. Nos juntamos para beber ron y contarnos las penas??
Besos

Frank Einstein -

Por mi parte pondré remedio de inmediato a lo de que la red de blogs enlazados que tiernes no escriben. ¡Ya estamos de vuelta!

Mardelluvia -

¿Qué mérito tiene intentar batir el récord de salto de longitud si no puedes casi correr cuando el semáforo se pone en rojo?

El mérito está en luchar por lo que quieres hacer y conseguirlo. Se te dé bien o no...

Mérito es escribir algo tan malo como El Cógido Da vinci y vender ese número de copias...

Mérito es escribir como Gala y conseguir que te respeten por ello...

El mérito está comer croquetas como este hombre... O mear como él en la calle, doy fe de ello. Pero con un post como este creo que es una pena que no escriba más a menudo en este blog

Sin talento reconocido -

Creo que nadie tiene talento. Solamente desarrollamos aquello que nos resulta más fácil de hacer. Si alguien escribe bien, se dedica a escribir; si pinta bien, a pintar. Pero no tiene ningún mérito desarrollar aptitudes que nos vienen de base.

El mérito está en hacer bien algo en lo que no valemos, en lo que somos unos negados; que nos costaría infiernos intentarlo porque no creemos en poder conseguirlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres