Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

Cuidadín, cuidadín

Cuidadín, cuidadín Este fin de semana volvió la Liga después de los compromisos de la selección y en vísperas de una nueva edición de la Champions y la Uefa. A ver qué tal les va a los equipos españoles, porque como les vaya como este fin de semana, van jodidos. El Madrid palmó de lo lindo ante el Celta. Le rompieron al equipo los esquemas y el árbitro le echó una manita a los gallegos, que han llegado a Primera con ganas de recuperar el tiempo perdido en Segunda. Los de Luxemburgo, más de lo mismo: volvió a marcar Ronaldo, la defensa es un coladero (ni Sergio Ramos ni leches, que vuelva Alkorta) y siguen haciendo cada uno la guerra por su cuenta. Que se estén atentos, que lo de Lyon este martes tiene la misma pinta que la del sábado.

El Betis también jugó el sábado y sólo pudo marcarle a Osasuna de penalti. Eso con el Liverpool es posible que no funcione... Como tampoco le debió funcionar el silbato al árbitro del Deportivo-Atlético en la última jugada. Minuto 94: Capdevilla cabecea a Valera dentro del área y luego marca tras un rechace. El árbitro da por bueno el tanto y el jugador del Atlético con la cara pintada. Injusto, pero los gallegos merecieron ganar ante un equipo que vuelve a vender humo. Bianchi, ¿por qué dejas fuera de casa en el banquillo a Kezman y a Petrov, dos de tus mejores jugadores?

El Zaragoza-Valencia fue posiblemente el mejor partido de la semana. Ambos apuntan este año a dar mucha guerra. Y lo de Quique Sánchez Flores puede ser ya de Premio Príncipe de Asturias (permitidme la broma). El partido resultó entretenido, no como el del Barcelona, que podía haber pensado un plan mejor para celebrar la Diada. El Mallorca se llevó otros dos goles de Eto'o (de cabeza, después de que el viernes se quedara 'privao' en el entrenamiento), pero tampoco se pudo llevar muchos más porque el Barcelona parecía de romería. El último equipo de Champions, el Villarreal, parece que este año sólo quiere jugar la Champions y se olvida de la Liga. Mal partido ante el Sevilla, que mereció más que el triste empate a un gol.

El que el año pasado al final se quedó sin Champions, ha vuelto a ganar. El Espanyol ganó 2-0 en La Rosaleda al Málaga y sin Iván de la Peña. Muy mal lo van a pasar los andaluces este año, igual que el Racing, al que el Cádiz asaltó en El Sardinero. El que este año tiene muy buena pinta es el Getafe, que asustó a los leones en el Alfonso Pérez. Aunque siempre queda la duda con Schuster: ¿primera vuelta de lujo y luego el equipo pierde gas? Para gas, el del Alavés, que muy hinchado lo vende Pitterman y lo que ocurres es que es un equipo pinchado. Por cierto, vaya golazos los de Barkero.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres