Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

¿Qué hay de nuevo, Gary?

¿Qué hay de nuevo, Gary?

Llegar a la calle Montera es como abrir la nevera y ver que sólo hay comida caducada. Trasiego de una esquina a otra, un motel en un viejo edificio del que salen parejas que no se despiden y otra vez a esperar. Sordidez cotidiana para los que viven ahí o disfrute para turistas borrachos y alivio para braguetas inquietas.

Según bajas desde la Red de San Luis, la segunda a la izquierda, Jardines, un poco más adelante de la casa de putas, Gary Louris, el cantante de The Jayhawks, dio este sábado un concierto evocador de carreteras polvorientas y demás mitología del sur de Estados Unidos.

Servía como excusa para la cita la última estación de su larga trayectoria: Vagabonds, un disco defendible, pero un peldaño más abajo de los mejores trabajos de The Jayhawks. Quizás consciente de ello, el peso específico de la actuación lo llevaron los grandes clásicos de la banda de Minnesota, disparados uno tras otro por la guitarra y las armónicas de Louris, que fue pez en el agua. De hecho, confirmó que va a instalar definitivamente su residencia en el Puerto de Santa María, desde donde salta cada dos por tres para volver a Estados Unidos.

La última vez que tocó en España, hace un poco más de dos años, el trovador americano se descolgó con un largo concierto en el que hubo lugar a rarezas y estrenos de canciones del siguiente disco de Golden Smog, Another Fine Day, un pinchazo sin rueda de recambio hasta el momento. Ayer fue más corto todo. A veces parecía apresurado, como si se hubiera dado cuenta de la hora o estuviera hasta las narices de repetir una y otra vez los mismos estribillos. Si fuera esto último, el conflicto con el público español sería insalvable. No nos cansamos nunca de escuchar sus canciones y ayer nos fuimos contentos con su complacencia en el repertorio. ¡Hasta la próxima, señor Louris!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

alex -

Gracias, Abuelo, por descubrirme a los Jayhawks y por llevarme a aquel concierto de Gary Louris hace un par de años. Muchos besos desde el otro lado del charco!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres