Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

Breve reflexión mientras se calienta el aceite

Breve reflexión mientras se calienta el aceite

Nos equivocamos, los verdaderos héroes son los supervivientes, quienes se agarran a las ondulaciones de la existencia, sus altibajos y contradicciones, y luchan infatigablemente contra su intrínseca futilidad.

Ignacio Juliá afirma esto en el prólogo a la edición española de la autobiografía de Johnny Cash. Entonces, ¿quién es Kurt Cobain? Cada día dudo más de que en música la historia ponga a cada uno en su sitio. Recordamos al greñoso esquizoide de Nirvana -alguien que todavía es ídolo de todos aquellos que no llegaron a superar el trauma de su primer grano de acné-, pero nos olvidamos del yonki de Gram Parsons, fundamental para los que hicieron grande el rock -en una gran parte-. Más injusto, por tanto, resultaría meter en el mismo saco del recuerdo a ambos, mantenerlos en el mismo plano. Y, si como afirma Juliá "los verdaderos héroes son los supervivientes", ¿quienes son realmente estos dos? ¿Son más importantes los 26 años que los Rolling Stones llevan sin hacer nada que los ocho en que los Beatles le dieron la vuelta a la tortilla?

No llego a nada en claro. Quizás lo mejor es no plantearse estas cosas... O sí. Realmente, lo que hay detrás de esto es manipulación de las grandes compañías. Es más fácil vender como un gran músico a Kurt Cobain que a Gram Parsons y por eso es mejor que estén en planos separados -aunque siempre lo hayan estado-.

Y en España... ¿Son más importantes las canciones que ha hecho Álvaro Urquijo -superviviente- que las que compuso Enrique? Tampoco Loquillo ha hecho una buena canción desde que se fuera de Los Trogloditas Sabino Méndez. Asalta una nueva duda entonces: ¿hay que despreciar la música de algunos grupos/compositores/cantantes una vez empiecen a dar muestras de flaqueza? ¿Es mejor que vivan deprisa y mueran jóvenes para que su cadáver tenga un buen aspecto y sólo dejen buena música o que se consuman lentamente viviendo de la luz con que una vez alumbraron? ¿Debemos despreciar a Wilco o a The Flaming Lips una vez saquen un par de discos trucha? Algo así escribió Neil Young en una canción -creo que era él- y Kurt Cobain lo dejó escrito cuando le encontraron muerto -algo parecido es la historia-. Esto me lleva a pensar que este tipo de música -el rock en general- está hecho para usar y tirar, y que los mitos -vivos, muertos, buenos o malos- no son más que una ilusión. Por lo tanto, es mejor no comerse el coco.

Unas recomendaciones: la autobiografía de Johnny Cash, Las partículas elementales -de Michel Houellebecq-, Pay the devil -de Van Morrison- y una paja antes de dormir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sergio -

Es que todo depende de si hablamos del artista o de la persona para decidir si es un héroe o no... A mi Kurt Cobain me parece tan genio como Cash en el sentido de la ruptura que consiguieron con la música popular. Por lo demás, morir antes o después es insustancial...

Anónimo -

Viva la gente que en vez de matarse intenta agarrarse "a las ondulaciones" que les salgan, por muy difíciles que sean... Y si siguen siendo buenos, ya...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres