Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

Y ahora qué

Y ahora qué

Florentino Peréz deja el Real Madrid antes de ver pañuelos desde la grada. Ha hecho bien “desatascando el tapón”, pero no creo que vayamos a ver resultados hasta el año que viene, salvo intercesión del Espíritu. Daba igual que se fuera ahora o en julio después de unas elecciones. Este año está perdido y queda poco para empezar a salvar el que viene.

La afición no ha dicho su última palabra y apenas se han visto pañuelos, si es que los ha habido, contra el palco, y no creo que los fuera a haber. Los socios están más quemaditos con los jugadores –lo del entrenamiento de hoy ha debido de ser de aúpa, y eso que no estaban muchos de los “confundidos”-. A lo largo de los años, Florentino Pérez ha sabido siempre ponerse detrás de Valdano, Sacchi o Butragueño, y su imagen apenas ha sufrido desgaste. El que le sucede en el cargo es Fernando Martín, un ‘cachorro’ del ex presidente, aunque va a haber polémica con ver quién es el que se sienta el sábado en el palco… No todos están de acuerdo con que él tenga que ser el ‘elegido’. Repito: la afición no ha dicho su última palabra y la condición de ‘designado –casi- a dedo’ de Fernando Martín, el que no fichó finalmente a Jiménez, me deja la inocente sospecha de que Florentino puede seguir moviendo los hilos por detrás.

La plantilla es un polvorín que come pipas en el banquillo y muchos jugadores son un lastre físicamente. Las palabras de Roberto Carlos en Moscú -“a mí me da igual”-, aunque ahora haya matizado, lo dicen todo. El hecho de que no se sentase en la mesa de los capitanes en la cena de Navidad ya era un síntoma preocupante. Ronaldo todavía no ha abierto la boca porque sabe que tiene gran culpa en esto. Helguera, otro igual. Salgado, al que le han fichado dos jugadores este año para ‘picarle’, tampoco está muy cómodo. Raúl ha sabido hablar como capitán que es, pero ¿dónde está Guti?

La solución, para el año que viene. Hay que renovar la plantilla y contratar a un buen entrenador. El Madrid, si quiere recuperarse del golpe, tiene que dejar de fichar estrellas para empezar a fabricarlas o consagrarlas. Yo sólo recuerdo a tres que se hayan hecho grandes aquí en los últimos diez años: Redondo, Raúl y Makelele. El resto, si no me falla la memoria, llegaron aquí sin nada que demostrar a nadie. El sábado, el Bernabéu dicta sentencia. Y ante el Atleti.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Marta (A Traves del Espejo) -

Yo es que...soy del Barça, ya lo sabes...asi que no hare ningun comentario malicioso (y me estoy conteniendo ;) )

Sergio -

Muy acertado el análisis. El Madrid es un gigante con los pies de barro, y FLorentino ha hecho que se empiece a tambalear. Veremos qué pasa antes del Mundial, porque puede haber sorpresas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres