Blogia
Los archivos lúcidos, aunque cada vez menos, que me hago mayor

Los últimos días del verano de Einstein disfrazado de Robin Hood

Los últimos días del verano de Einstein disfrazado de Robin Hood A algunos se os acabó el verano antes, otros no tuvisteis y lo empezáis ahora y, para otros, da igual que sea 13 de septiembre que 13 de enero. Yo ya empiezo a darme cuenta de que lo bueno se acaba, así que la semana que viene me voy a pirar a Budapest con el Doctor y la Rubia. Ya haré matrículas y esas cosas cuando vuelva.

Ayer estuve viendo El secreto de los Hermanos Grimm. A mí me ha gustado bastante. Iba con precaución porque los de Días de cine habían dicho que Terry Gilliam se la había pegado con esta y, si lo dicen ellos, va a misa aunque Won Kar Wai me parezca un sopas y no entienda a los que redactan las críticas de las películas. Culturetas trasnochados aparte, la película está bastante bien. Aviso a los fans de Mónica Belluci: hace lo de siempre, 15 minutos para la pajilla y al cartel. También ayer, en horario de Días de cine, estuve viendo por enésima 24 hour party people y me terminé de leer Alguien voló sobre el nido del cuco, de Ken Kesey. Os recomiendo las dos cosas.

Esta tarde he empezado un libro recopilatorio de artículos de Javier Marías sobre fútbol, aunque más que fútbol, habla sólo del Real Madrid. Cualquiera diría que es un panfleto que reparten en los palcos del Bernabéu. No me quejo de su pluma, ya quisiéramos tener muchos la décima parte, pero es que es mera propaganda del Madrid en las glorias de mis años mozos (hace 15 años, más o menos). El tío se empecina en defender al Madrid de las Ligas de Tenerife. Luego he visto el partido de hoy y me he quedado con el culo que me cabía una sandía. Vaya panda.

Bueno, nos veremos pronto, no os preocupéis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres